El yoga y sus estilos

¿Conoces los distintos tipos de yoga? Existen muchos. Aquí te explicamos varios.

Vinyasa

Es un tipo de yoga muy popular. “Vinyasa” significa “vincular la respiración con el movimiento”. Las posturas suelen realizarse en secuencia, o “flujo”. Los movimientos fluidos pueden memorizarse y realizarse como forma de meditación en movimiento, casi como una danza.

Ashtanga

La palabra significa “ocho extremidades” y abarca un estilo de vida yogui. La mayoría de las personas lo identifican como un estilo indio tradicional. Las posturas permiten vincular la respiración con el movimiento a medida que se realizan las series de posturas.

Llegó a EE. UU. a principios del siglo veinte. La serie de posturas se practica siempre de la misma forma y consiste en un saludo al sol A, un saludo al sol B, una secuencia de pie y una secuencia de cierre. Suele realizare sin música y a veces sin instrucción verbal.

Iyengar

También basada en las ocho extremidades, esta práctica lleva el nombre de B.K.S. Iyengar, un famoso yogui de la India.

Hace énfasis en el alineamiento en las posturas por medio del control de la respiración y el uso de artículos de apoyo (almohadas, mantas, bloques y correas). Lleva un ritmo más pausado pues tiene el fin de asistir a los estudiantes a entrar más profundamente en las posturas.

Bikram

El Bikram fue desarrollado en los 1970 por Bikram Choudhury, quien llevó la práctica a California desde la India.

La clase consiste en las mismas 26 posturas y dos ejercicios de respiración. Dura 90 minutos y se realiza en una habitación a 105 grados con 40% de humedad.

Jivamukti

El jivamukti fue creado en 1984 por Sharon Gannon y David Life en Nueva York. La palabra significa “ser liberado”.

La clase incorpora cantos en sánscrito, respiración y movimiento (posturas) con un tema o lección en cada clase. Es una  buena combinación de un ejercicio físico y espiritual.

Power Yoga

Alternativa más activa a las poses hatha tradicionales. Las poses del ashtanga se realizan más rápidamente y con ejercicios abdominales y de torso.

Las secuencias cambian y la clase suele acompañarse de música animada.

Sivananda

El sivananda fue traído a los Estados Unidos por Swami Vishnudevananda en 1957.  Es un sistema de yoga basado en los cinco principios del yoga: respiración correcta, relajación, dieta, ejercicio y pensamiento positivo. Estos principios se integran para fomentar un estilo de vida saludable.

La práctica de las posturas suele consistir en doce posturas básicas o variaciones de estas, con saludos al sol y savasana. No lleva música.

Yin Yoga

Práctica meditativa que permite al cuerpo ponerse cómodo en una pose sin esforzarse. También se le llama yoga taoísta, y se centra en alargar los tejidos conectivos del cuerpo. Tiene el fin de complementarse con la yoga yang, o prácticas de yoga de fortalecimiento muscular.

Si el yang está activo, el yin está pasivo, lo que significa que los músculos tienen la posibilidad de relajarse por medio de la gravedad y el reposo. Esto suele realizarse con la ayuda de accesorios de apoyo.

 Traducido y adaptado de: https://www.doyouyoga.com/8-types-of-yoga-explained-16100/

#yoga #yogapr #clasesdeyoga #inhalaexhala #yogaenalmacén63 #conexiónconelcuerpo #mindfulness #relajación

Reflexiones sobre una semana desconectada

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de estar en Nuevo México por cuarta vez para participar del retiro anual que realiza una de mis instructoras favoritas, Mira Betz. Durante este retiro, nos desconectamos del mundo por una semana para dedicarnos de lleno a la danza, aprender técnicas nuevas y mejorar nuestra conexión con el cuerpo y con nuestra voz artística.

El retiro se ha convertido en una experiencia renovadora llena de reflexión, descanso y risas. Junto con las demás 23 participantes, conversamos cada día sobre las cosas que nos preocupan, las que nos entusiasman, las que nos entristecen o nos dan esperanza. Hablamos de nuestras experiencias en la danza, nuestras metas y nuestros sueños.

A pesar de que es posible mantenernos en contacto con nuestras familias y seres queridos, se nos exhorta a que pongamos todo en pausa por una semana, y a que nos desconectemos por completo de las redes sociales.

Vista del colorido atardecer.

Y es esto último lo que más me permite renovar energías. En mi proceso como administradora de Almacén 63 he tenido que aprender mucho sobre el manejo de redes sociales y el mercadeo, y a pesar de que es un trabajo creativo que disfruto, puede llegar a ser agotador.

Quien no ha tenido que promover un negocio o actividad para atraer gente nueva muchas veces no entiende lo cuestarriba que puede llegar a ser. Sí, publicar toma un segundo. Pero antes de publicar hay que sentarse a idear, a crear, tomar fotos, elegir la correcta, diseñar el mensaje. Todo eso toma tiempo y energía.

En el fondo, la capacidad de desconectarse de las redes por varias horas o días se trata de estar dispuestos a dejarnos sentir lo que sintamos en el momento: ansiedad, preocupación, miedo, inseguridad, etc.

Es por eso que, ya seas alguien que promueve cosas en redes sociales o no, es de gran importancia que te tomes espacios de desconexión con toda la frecuencia que puedas. Yo por lo general intento disminuir considerablemente mi actividad en las redes los fines de semana. Limito mi consumo a una o dos veces al día, y trato de no consumir nada de redes sociales los fines de semana.

Además, hago todo lo que pueda por no sacar el teléfono durante las cenas en restaurantes con mis amigos o reuniones familiares. Lo admito: es súper difícil. A veces uno quiere compartir una foto graciosa o un video, o simplemente escaparse de los silencios o de las conversaciones incómodas, ¡o de los temas aburridos!

En el fondo, la capacidad de desconectarse de las redes por varias horas o días se trata de estar dispuestos a dejarnos sentir lo que sintamos en el momento: ansiedad, preocupación, miedo, inseguridad, etc.

Vista del paisaje en las montañas de Nuevo México.

Agradezco todas las ventajas que la tecnología puede ofrecernos, pero también creo en que hace falta crear espacios de desconexión en nuestras vidas para reconectar con el mundo tangible. Soy defensora del uso consciente de las redes sociales y el Internet, y de tomar la decisión consciente de desconectarse.

Mucha calma, que esto sigue…

El mes de julio fue revolucionario. Muchos salimos a protestar, otros seguimos todo lo que estaba sucediendo en las redes y en las noticias, y definitivamente todos estábamos a la espera de ver qué iba a suceder.

Julio en Puerto Rico es tradicionalmente mes de viajar, de vacacionar, ya sea en la lsla o fuera de esta, de prepararse para el regreso a clases, de bajar un poco las revoluciones antes de regresar a la lucha en agosto. Pocos nos esperábamos todo lo que iba a suceder a nivel político.

Y aunque nos sentimos SUMAMENTE orgullosos de nuestro pueblo boricua por darse cita en las calles para protestar, también reconocemos que es importante tomarnos un respiro de vez en cuando. Para recargar pilas. Para respirar un poco. Para descansar. Para no desgastarnos.

Y es que cuando nos tomamos el momento de detenernos, inhalar, exhalar, soltar el teléfono y dejar de consumir información, adquirimos una nueva perspectiva. Por medio de la respiración y el movimiento, volvemos a conectar con el cuerpo y nos damos permiso para sentir.

El próximo sábado 10 de agosto, tendremos una clase de yoga y meditación especial en Almacén 63. Esta clase pretende brindarte un espacio donde puedas respirar, sanar las heridas y recargar energías para seguir con la lucha. ¡Te esperamos para un rato de mucha, mucha calma!

Próximos eventos de bellydance en PR

¡Hola! Como bien saben, la danza árabe es una de las actividades primordiales en Almacén 63, por lo que queremos utilizar nuestro foro para compartir todo lo relacionado con esta disciplina. Aquí les comparto información sobre tres eventos de danza árabe que se celebrarán próximamente en Puerto Rico. Son todas oportunidades de aprender, seguir formándose en esta danza y conocer a otras personas que pertenecen a esta comunidad en Puerto Rico.

ARABIAN FANTASY BELLYDANCE WORKSHOPS

El próximo 4 y 5 de mayo, la academia Arabian Fantasy de Yashira Yamilet llevará a cabo una serie de talleres con varios artistas de la danza árabe: Tommy King, artista internacional de estilo egipcio; Natalie Nazario de Puerto Rico, y Yashira y Sabu, organizadores del evento. Los talleres incluyen técnica y combinaciones, estilo oriental con velo y ritmos, y címbalos. Pueden encontrar más información en la página del evento en Facebook. También habrá funciones de baile el viernes 7:00 pm y el sábado a las 2:00 pm. Todos los talleres se realizarán en el estudio Performing Arts de Guaynabo y la función del sábado será en el Teatro Braulio Castillo en Bayamón. Más información aquí.

También en mayo tenemos un evento organizado por Diana Lee, especializada en American Tribal Style. El evento consistirá en un taller de ritmos y percusión árabe con el conjunto musical estadounidense Helm. Esta es una excelente y única oportunidad de comenzar a adentrarte en ritmos y técnicas básicas con el doumbek, o reforzar lo que ya sabes. Los talleres se llevarán a cabo en La Zambra en Guaynabo el sábado 18 de mayo, y el viernes 17 de mayo habrá una función especial de baile con música en vivo por Helm.

Finalmente, el domingo 1 de septiembre, como de costumbre, Melissa Lee de Mayagüez nos sigue trayendo el Puerto Rico Bellydance Festival en el mismo municipio, este año con talleres de la bailarina Yulianna Voronina. Esta estará trabajando técnica oriental y fusión pop. Después del evento, se celebrará una función de baile en el teatro Yagüez.

No se pierdan estas oportunidades especiales de seguir indagando en esta compleja y abarcadora disciplina, conocer gente nueva y aprender de diversidad de artistas.

¿Qué te detiene?

«Siempre he querido, pero…» No es infrecuente escuchar a la gente usar esta expresión al hablar de su interés por alguna disciplina o actividad. «Siempre he querido aprender dibujo/fotografía/salsa/guitarra, etc., pero…». Ese «pero» viene seguido de todo tipo de situaciones: nunca tuve el tiempo por los nenes o el trabajo, siempre estaba corto de dinero, no había maestros o escuelas cerca de mí donde pudiera aprender.

Todas estas son situaciones de vida sumamente comprensibles que nos alejan a veces de lo que deseamos hacer por nosotros mismos. Pero la que me llega de verdad es cuando la gente admite haberse cohibido por temor a lo desconocido. «Nunca me atreví», o «tenía miedo de ir sola» o «pensaba que no me iba a salir bien».

La realidad es que la única forma de saber si realmente queremos hacer algo, o si una idea realmente tiene potencial, es llevándola a cabo. Nadie puede predecir el futuro, y si nunca vas a esa clase de actuación o al curso de baile; si nunca te sientas a hacer un plan de negocios para esa idea que tienes engavetada desde hace siglos, o nunca te sientas a escribir ese poema o esa historia, NUNCA vas a saber lo que pudo haber sido.

En mi experiencia de vida, he tenido la oportunidad de explorar muchos de mis intereses. Conozco muy bien el miedo que lo embarga a uno cuando está por probar algo nuevo. Créanme, sé lo que es entrar en un estudio de baile sola, sin conocer a nadie, en un país o ciudad nuevo, sin idea de lo que pueda esperarme. Sé lo que es apuntarme en una clase y tener que darme un sermón a mí misma para convencerme de ir cada semana.

Pero también sé cómo se siente cuando esa clase o actividad se vuelve parte de mi rutina, cuando empiezo a conocer gente, cuando comienzo a adquirir destrezas en algo nuevo. Y, lo mejor de todo, cuando empiezo a entender cosas de mí misma que no habría sido posible entender sin esa nueva lente.

Muchas veces, cuando le hablo a la gente del yoga o del baile, y de cómo estas prácticas podrían beneficiarlos, escucho cosas como «es que yo no soy una persona flexible», o «estoy más tieso que un tronco», o «es que tengo barriga» o «no tengo ritmo».

La realidad es que, fuera de ciertas limitaciones y afecciones físicas, la mayoría tenemos la capacidad de desarrollarnos, de aprender cosas nuevas y de fortalecer el cuerpo y hacernos más flexibles. La mayoría podemos aprender un baile nuevo, adquirir más flexibilidad, aprender otro idioma, y sí, cambiar de rumbo.

Cada cual tiene sus situaciones de vida, y todo depende de los recursos de los que dispongamos. Pero si lo único que realmente te detiene es el miedo a lo desconocido, te invito a que reflexiones, y a que te preguntes qué puedes ganar aferrándote a ese miedo y qué podrías ganar si lo descartas.

Te invito a que vengas a Almacén 63 a probar algunas de nuestras clases en un ambiente bien relajado y casual sin estrés.

Lunes 5:30 pm YOGA principiante

Martes 6:00 pm YOGA Fitness

Miércoles 7:15 pm Bellydance básico

Jueves 6:00 pm Bellydance – combinaciones y estilo // 7:00 pm Bellydance con props

¡TE ESPERAMOS!